Compartir

En un friccionado encuentro y ante un amplio marco de pùblico, La Roja femenina se impuso 3-1 ante Uruguay. Las faltas, encontrones, penales y olas entre el público marcaron una nueva fecha FIFA, preparatoria a los JJ.OO de Tokio 2020.

Por: Alexandra Urzùa.

Fotografias: Camila Irrazabal

La Roja femenina se impuso  el pasado martes nuevamente ante su sìmil de Uruguay, esta vez con el marcador 3-1 en el Estadio El Teniente de Rancagua. A pesar de un primer tiempo no muy vistoso, las chilenas repitieron la hazaña (3-0) del domingo en el Estadio Germàn Becker de Temuco.

Llegando al epìlogo del primer tiempo (43’), y tras haber superando ampliamente en posesiòn y realizar todo el desgaste la escuadra nacional, las “charrúas” se pusieron en ventaja por la cuenta mìnima. Todo se gestó en el área de la visita, del cual la visita pràcticamente no salió los últimos minutos, pero tras un intento errado de sacar la redonda desde el fondo, la escuadra celeste aprovechò de avanzar por la solitaria y descuidada banda derecha. Siendo casi imposible el retroceso para la escuadra nacional, Wendy Carballo bate a la portera y capitana, Christiane Endler con un potente y bien direccionado derechazo.

Tras un evidente cafè bien cargado en el entretiempo, las chilenas saltaron al terreno de juego con una propuesta mucho màs ofensiva y verticalizada, mejorando en control del balòn y efectividad de pases. Luego de varias llegadas por ataque construido, tumban a Marìa Josè “Cote” Urrutia y la jueza del encuentro decreta Penal para Chile. Corrìan los 53’ y Yanara Aedo con un remate por el medio empareja las cosas y le da un respiro al equipo y todo el pùblico presente.

Tuvieron que transcurrir casi veinte minutos para que Francisca Lara o “La Pancha”, como le dicen sus compañeras, pusiera a la Roja en ventaja (2-1) tras una impecable jugada por banda derecha y posterior pase de Marìa José Urrutia.

Transcurridos ya los 90’ reglamentarios, los asistentes preparándose para abandonar el recinto, algunos pidiendo el Uber para regresar a casa.La recièn ingresada Isabelle Kadzban rompe la malla y sentencia el 3-1, dejando a Chile en lo màs alto.

Tras estos dos amistosos, tanto en Temuco como en Rancagua, el balance es positivo. Sin embargo, las dirigidas por Letelier no se pueden relajar pues se les avecina la gira por Aria, en la cual deberán medirse ante su símil de Australia el 9 y 12 de noviembre.

Cabe destacar que todo este camino cuenta como preparaciòn al repechaje de los Juegos Olìmpicos de Tokio 2020.