Compartir

Por: Alexandra Urzúa

Los rancagüinos sumaron su octava derrota consecutiva, esta vez de local ante Provincial Ranco por 2-0. Una fría tarde sabatina se vivió en el Estadio Municipal Guillermo Saavedra, y más fría se puso cuando, a los 8′, el sureño Pablo Gajardo abrió la cuenta para Ranco. El remate fue antecedido de un “centro de la muerte” por Arturo Vásquez, desde el sector derecho directo a los pies de Gajardo, que venía a toda velocidad junto a los defensores de Enfoque, de cara al arco.

Pero Vásquez no se iba a conformar sólo con una habilitación y media hora después, en una jugada de laboratorio, tras un tiro libre muy cercano al área grande, decretó el 2-0 a favor del rival (38′).

En el segundo tiempo, muy similar al primero, el visitante se apoderó del balón, turnándose entre los centrales para mantenerlo controlado. Adueñándose también del mediocampo, doblegando marcas y presionando por el centro para frenar el avance de los rancagüinos.

Por su parte, Enfoque intentaba penetrar la barrera de los volantes sureños pero, las pocas veces que lo logró, se encontró con una sólida defensa que frenaba el avance y, en gran medida, la responsable de mantener el arco en 0.

A pesar de la derrota, el equipo mostró intención y atrevimiento, reflejado en una gambeta individual, un remate de larga distancia y dos tiros libres directo al arco. Los cuales no fueron suficientes para revertir un resultado que  los sumerge en el fondo de la tabla con sólo seis puntos.